El rejuvenecimiento facial no quirúrgico son una serie de procedimientos utilizados en medicina estética que tienen como finalidad recuperar la armonía y juventud en los rasgos faciales.

Actuaciones para mejorar:

  • La textura de la piel
  • Alteraciones de la pigmentación
  • Arrugas de expresión (en ojos y frente)
  • Pliegues cutáneos (rictus, comisuras)
  • Pérdida de grasa subcutánea (sobre todo en la zona que rodea la boca, pómulos...)

¿Por qué negar la posibilidad de preservar durante el mayor tiempo posible las cualidades de la piel, los rasgos faciales y en definitiva un aspecto más joven? Para ello utilizamos las más avanzadas técnicas no quirúrgicas, con resultados inmediatos y duraderos respetando la integridad y los rasgos naturales de cada persona.

El resultado óptimo lo obtenemos combinando todas las posibilidades terapéuticas de que disponemos:

 

Hilos Tensores

Rellenos Antiarrugas

Peeling Físico y Químico

Labios y Pómulos

Tratamiento de párpados y ojeras sin cirugía

Vitaminas

Déjate aconsejar por nosotros

Estos son los pasos ideales:

01

Clarifica y unifica el tono de tu piel:

Peelings superficial y medio, Dermoabrasión con puntas de diamante, Fototerapia Lumínica.
02

Redensifica tu piel :

Mesoterapia con Vitaminas, Péptidos, Ácido Hialurónico. Estimuladores de colágeno. Técnica de multipunción: Turbo-Roller.
03

Tensa y Restructura tus contornos:

Hilos de Sustentación: Tensores, Espiculados, Biológicos, Oro.
04

Perdidas de volumen:

Rellenos , pequeños toques que complementan los tratamientos anteriores, buscando siempre la naturalidad y la armonía del rostro.
SUBIR